Vendedor de sueños, no un hacedor de milagros, un canal puro, trayendo belleza y esperanza al mundo con mis pinturas de símbolos.


 

¡El peregrino rojo!

© Copyright